El actor chileno —que vive fuera de su país desde hace 25 años— llegó a Paraguay a través del guionista argentino Andrés Gelós, que lo animó a hacer el casting para la película Leal, donde interpreta al narco colombiano Javier Salcedo.

Por: Jazmín Gómez Fleitas

jazmin.gomez@gruponacion.com.py

Fotos: Javier Valdez

Gonzalo Vivanco (45) es un actor reconocido por su versatilidad, la cual quizás esté directamente relacionada al hecho de que ha vivido en ocho países distintos. En sus primeros seis años de vida pasa por Argentina, luego Ecuador, posteriormente Venezuela y finalmente retorna a Chile, donde vive con sus abuelos.

A los 12 años vuelve a Venezuela junto a sus padres, su madre artista y su padre ingeniero comercial. Sin embargo, a los 14 años, gana una beca para estudiar Inglés y se muda a Nebraska, Estados Unidos, donde vive durante dos años. En este período descubre que su pasión está en la actuación. Al regresar a su país, se matricula en la carrera de Administración, pero luego de tres años decide perseguir su verdadera vocación.

Se muda entonces a República Checa, donde aprende actuación con el legendario Jerzy Grotowsky (vanguardista del teatro del siglo XX). Al finalizar sus estudios, regresa a Chile para continuar su aprendizaje en la Academia Nacional de Talentos. Allí tiene la increíble experiencia de ser entrenado por el mismísimo Marcel Marceu, el famoso mimo francés condecorado con la Legión de Honor en Francia.

En el 99, Vivanco se muda a Miami, Florida, y casi inmediatamente empieza a trabajar en las cadenas Univisión y Telemundo. A lo largo de toda su carrera, participó en más de 25 obras de teatro y se creó un nombre reconocido en el mundo del entretenimiento, al participar en famosas series de televisión de habla hispana en Argentina, Chile, Colombia, México y Venezuela. A partir del 2012, firma con un manager estadounidense, para continuar su expansión internacional. Ese mismo año lanza el poemario Entre las arepas y las carimañolas.

A través de las series de la cadena Fox conoce al guionista argentino Andrés Gelós, con quien trabaja en Kdabra, serie que tuvo como protagonista al mexicano Christopher Ukermann; y en 2091, serie de ciencia ficción sobre siete gamers reclutados para jugar una partida extrema en el espacio. A bordo de la nave Colonus, que es a la vez consola de juego, compiten entre sí por un lugar en Ciudad Destino.

Son tantas cosas las que se tienen que concatenar para que se haga realidad un proyecto, pero siempre hay una “mamá” o un “papá” del mismo, y esa persona es un paraguayo de corazón: Andrés Gelós (guionista). Andrés literalmente parió esto (Leal) y se lo entregó a una productora como Hei Films (Dani Da Rosa, Vicky Ramírez, Fernando Sokolowicz) que dijeron ‘esto sí puede ser puede ser algo importante’ ”.

Para entrar en detalles, Vivanco agrega: “Andrés trabaja en todo el mundo. Lo llaman de España, de Estados Unidos, y cuando me dice que estaba en Paraguay, yo le pregunté ‘¿Paraguay?’ . Y me dice: “Hermano, en Paraguay es el futuro”. Y ahí le dije: “mandame el casting”. Fue algo muy heavy. Y así se dio. Andrés es un jugador de las grandes ligas y él dice voy a ir media temporada a jugar en Paraguay. Realmente es muy especial todo esto que se dio”.

Dar vida a sus personajes

En Leal, Vivanco hace de narco colombiano, papel con el que estaba familiarizado debido a que en Chile le tocó un personaje similar, en una serie llamada La Colombiana. “Sin embargo, no fue a este nivel. Hacer de Salcedo fue muy distinto. He peleado desde hace mucho tiempo por un papel así”, señala.

Para sus papeles, a Gonzalo le gusta salir a investigar el país al que llega. Tanto, que en una de sus primeras veces en Paraguay, durante la grabación de Leal, salió solo y sin avisar, y todos se asustaron porque no lo encontraban por ninguna parte. “La productora ejecutiva estuvo enojada también conmigo —ríe—, un día me fui a caminar y me metí en una carnicería y me di cuenta de que las carnicerías son manejadas por mujeres, no todas, pero sí la mayoría. Me tocaron un par de escenas con carne, entonces aprendí a cortar, me empapé un poco de la esencia y me di cuenta de cosas muy lindas. Me senté en los barrios, vi cómo la gente negociaba y compraba cosas. Tres días de investigación para empaparme con la idiosincracia, con la gente”, recuerda.

Gonzalo tiene un tono de voz muy particular, de relator de historias, unas de esas voces que transmite las emociones de lo que cuenta, así que cuando dice ‘te cuento una pequeña historia’, escucho atenta: “En plena dictadura militar chilena, los viñedos chilenos estaban quebrados. No había posibilidad. ¿Qué hicieron? Se juntaron todos los propietarios de viñedos y promocionaron el “vino chileno”. No promocionaron una marca determinada. Cuando ya el vino chileno acaparó un mercado, empezaron a separarse, pero hicieron el esfuerzo en conjunto. Y eso es algo que creo que Paraguay también tiene que hacer, porque es una forma de crear un mercado que hoy día no existe y que se abre camino, y que claramente le va dar oportunidad de trabajo a miles de paraguayos talentosos que andan buscando una oportunidad. En Paraguay hay grandísimo talento. Hay países en los que no, eh”.

¿Dónde lo vemos próximamente?

A través de la película Leal, Vivanco sigue en las pantallas de cine del país. Además, acaba de terminar Bolívar, una serie de televisión colombiana y de época, que como su nombre lo dice, cuenta la vida del prócer antes de ser leyenda. “Es una historia muy buena que la súper recomiendo. Creo que con ella hay un antes y un después. El actor es un chico venezolano increíble, y la que hace de Manuelita Saénz es una actriz nueva maravillosa. Hay 30 o 25 actores fijos, y más de 120 actores en total, incluso hay escenas con 300, 400 extras. Es genial”, detalla.

Ahora mismo se encuentra trabajando en Los Ángeles, en una serie americana de Amazon, llamada Jack Ryan, la cual tiene como protagonista a John Krasinski. La primera temporada saldrá al aire a finales de agosto y Vivanco terminará de rodarla en los primeros días de setiembre.

Fan confeso de la serie Outlander, siempre se hace de tiempo para ver series. Ya terminó el hit del momento (Luis Miguel) y ahora comienza a ver la irlandesa Peaky Blinders (todas en Netflix). ¿Su género favorito? “Me encanta la mafia. The Sopranoses mi serie favorita, para siempre”.