A la hora de emprender un viaje debemos tener en cuenta ciertos requisitos, y más aún, cuando las vacaciones incluyen a nuestras mascotas. En esta nota te contamos algunos datos interesantes a tener en cuenta ya sea que vayas en auto o en avión.
Texto: Nora Vega
Comencemos por una cuestión muy importante: solo se consideran animales de compañía a los caninos y a los felinos domésticos, según el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), responsable de la emisión de certificados veterinarios oficiales para el correspondiente traslado. Tené en cuenta que para viajar con tu mascota tenés que cumplir con algunos requisitos previos. Para obtener todos los detalles, te recomendamos visitar la página: www.senacsa.gov.py.
Para viajar fuera de Paraguay primeramente hay que solicitar la emisión del Certificado Veterinario Internacional (CVI) en el Departamento de Certificación Sanitaria del Senacsa. También hay que presentar el certificado de inspección —clínica expedido por un veterinario privado u oficial— y la constancia de vacunación antirrábica. Y atención, que los diferentes requisitos van cambiando según el país al que vayas.
Viajar en avión
Algunas aerolíneas brindan el servicio de transporte de mascotas que te permite viajar con tu perro o gato, contigo en la cabina o transportado en la bodega del avión. Para eso, tu mascota debe tener buen estado de salud, un comportamiento dócil y al menos ocho semanas de vida, excepto para Estados Unidos que debe tener cuatro meses.
Para ir en la cabina es necesario que mascota y contenedor pesen hasta 7 kilos. El mismo debe medir aproximadamente 19x36x33 cm si es rígido o 23x36x33cm si es blando (alto, largo y ancho), para que pueda caber debajo del asiento delantero. Es importante verificar este dato siempre con la aerolínea.
En el contenedor, el animal tiene que tener espacio suficiente para moverse y girar. Es importante que tenga la ventilación adecuada y una puerta con doble seguro y metálica. Además, debe ser de un material resistente y con base impermeable absorbente. No tiene que tener ruedas y tiene que llevar un cierre que asegure que no salga durante el vuelo.
Si tu mascota excede las medidas debe ir en la bodega, así que tené en cuenta lo siguiente. En este caso, debe pesar hasta 45 kilos, entre mascota y contenedor, o hasta 32 kilos si viajás desde o hacia Europa, Oceanía, Argentina y Aruba. El contenedor tiene los mismos requisitos que si viaja en la cabina, pero con 115 cm de altura y 300 cm lineales.
A diferencia de los que van en la cabina, los animales que viajan en la bodega deben contar con un bebedero que permita que beban agua durante el vuelo. El mismo debe ser especial, a fin de evitar derrames.
Otro punto importante a tener en cuenta es la fecha en la que se viaja ya que dependiendo de la temporada, las bajas temperaturas pueden impedir que esté disponible el servicio de transporte en bodega.
Viajar en auto
Para recorrer cómodamente en auto con los animales hay que tener en cuenta ciertas reglas de seguridad. Lo primordial es tener un transportín. Estos son unos elementos muy útiles, pero solo sirven para animales pequeños o medianos. Para los más grandes tenés que llevar una jaula, que por su gran tamaño pueden transportar a perros grandes.
No debe faltar la correa de cinturón, la cual es utilizada para asegurar que la mascota viaje segura. Pero además, se debe incorporar un arnés de seguridad. Otros elementos indispensables son las redes y barras que separan al animal de los asientos delanteros o zona de pasajeros. Una buena idea es llevar algunos de sus juguetes u objetos personales para que se sienta como en su casa. Todo esto, además de agua y comida.
Por mucho que queramos estar con nuestro animal, lo mejor es utilizar siempre un sistema de contención adecuado. ¡Que no vaya en brazos! Puede ser muy peligroso. Para disfrutar de unas vacaciones increíbles, consultá primeramente al veterinario acerca de cómo prevenir mareos u otras situaciones incómodas.
El equipaje de tu mascota
De la misma manera en que hacés tu valija tenés que verificar que tengas todo lo necesario en el equipaje de tu mascota. Esto te permitirá tener unas vacaciones increíbles y evitar gastos innecesarios.
Los elementos que no deben faltar son: su correa, arnés, recipientes para comer y beber y alimentos. Sus juguetes favoritos y golosinas pueden ser de gran utilidad. Si tiene que tomar alguna medicación, no hay que olvidar poner en la valija y llevar las recetas veterinarias. Finalmente, un botiquín de primeros auxilios nunca está de más.
A tener en cuenta
  • Cada país puede establecer distintas restricciones de sanidad y/o documentación respecto a las mascotas. Por eso es recomendable entrar en contacto con la autoridad sanitaria o con el consulado de los países que vas a visitar.
  • Si va a viajar toda la familia, incluyendo la mascota, es mejor planificar el viaje con mayor tiempo de antelación para evitar pasar malos ratos.
  • Aunque viajes en auto, tu mascota estará mucho más segura en un portamascotas que la pueda proteger durante todo el trayecto.
  • La regla básica es tener todas las documentaciones en regla, tanto las tuyas como las de tu mascota. Es decir, acordate de tener siempre a mano los documentos sanitarios y administrativos que identifiquen a tu perro o gato.