Existen personas que, de manera natural, sobresalen por su estilo. Puede que lleven un simple traje azul, una campera bomber o incluso un jeans clásico, pero lo llevan puesto de tal manera, que inconscientemente, consiguen ser blanco de las miradas. Ramiro Colinet es una de esas personas. Diseñador de interiores. Peón de campo. Un hombre con personalidad y estilo propio. Un dandy actual.
Texto: Gabriela Valdez @gaby_valdezz
Fotografía: Nath Planás
Imprescindible: “Una buena camisa blanca. Con esa prenda podés ir a cualquier lado”.
Recomendados: “Me gusta mucho estar actualizado, por mi profesión. Encuentro interesantes publicaciones como www.theselby.com (de Todd Selby) o Cabana Magazine, que también es una buena publicación. Sugiero a Walter Van Beirendonck y a JC de Castelbajac, como diseñadores de indumentaria. Los artistas Aldo Chaparro, Christto + Andrew me gustan mucho, además del arquitecto Oscar Niemeyer.
Inspiración: “Mis abuelos maternos. No llegué a disfrutarlos mucho, ya que fallecieron cuando yo aún era pequeño. Pero el recuerdo que tengo es de siempre verlos impecables, bien vestidos, sin exabruptos. También me inspiro mucho cuando viajo, cosa que disfruto hacer solo. La inspiración está en todas partes; depende de los ojos del espectador y del interés por descubrir cosas nuevas.
Estilo: “No tengo un estilo en particular, ya que me considero un híbrido, mezcla de preppy, urbano, clásico, pretencioso y popular”.