El ya tradicional Asunción Fashion Week (AFW) destacará este septiembre, lo último en tendencia primavera/verano 2020. ¿Cuál es el secreto detrás de este emblemático evento de moda? Hablamos con el productor Paolo Defelippe, que nos cuenta los pormenores.
Texto: Matías Irala
Fotografía: Gentileza
Se trata de un evento emblemático de la escena nacional, que conglomera a diseñadores, modelos y marcas tanto locales como internacionales para dar a conocer lo último en tendencia.
“El ya tradicional AFW, a estas alturas, es un evento importante tanto para los diseñadores como para el público porque destaca lo mejor de la escena nacional e internacional bajo un formato atractivo y accesible a todos”, destaca Paolo Defelippe, productor del evento.
El Asunción Fashion Week nace como un pequeño evento en el 2003, en el marco de la reunión de un conglomerado de diseñadores que en ese entonces emprendían de manera autónoma, en el local de Coyote. Eventualmente, con los años, la marca crece y comienza a expandirse a otras ciudades como Ciudad del Este y Encarnación.
“El obstáculo, al principio, fue encontrar diseñadores a nivel local. Al principio el colectivo de diseñadores era muy reducido. Para llenar la grilla traíamos marcas de la periferia como Argentina y Brasil. Hoy el evento se sostiene totalmente con marcas locales”, explica el productor.
Defelippe destaca el compromiso del evento con mostrar la importancia de consumir diseño de autor, ya que esto facilita el movimiento del capital interno: “Tratamos de concientizar desde el lado institucional del evento, sobre la importancia de dar relevancia al diseño de autor. Actualmente el evento realiza una curadoría a diseñadores que están emprendiendo, para otorgarles el salto mediático que necesitan para impulsar sus creaciones. Ejemplo de ello es el Fashion Showcase, donde la gente puede tener un contacto directo con la indumentaria y los diseñadores, generando una dinámica comercial interesante”.
¿Cuál es la importancia económica del rubro de la indumentaria en el mercado local? “La gente también debe entender que comprar diseño de autor, involucra no solo a jerarquizar la marca a un nuevo nivel sino que también revaloriza el trabajo detrás de la marca. Apoyar una marca de autor impacta no solo en el propietario de la marca, sino también en toda la gente que conglomera detrás del proceso”, reafirma Defelippe.
En su temporada anterior se contabilizaron 8500 asistentes al evento, más de 60 modelos en pasarela y más de 50 diseñadores. “Nos tomamos un tiempo prudencial en armar y cuidar todos los aspectos del evento, como venimos haciendo desde hace 16 años. No solo en materia de organización sino también en una curaduría a las marcas y los diseñadores que estarán presentes en el AFW”, señala el productor.
“Actualmente estamos buscando la manera de dinamizar más el evento, buscar nuevas plataformas que salgan de lo convencional. Presentar propuestas en locaciones y periferias de la ciudad bajo conceptos que engloben el universo de la marca y no reducirla solo a la clásica pasarela”, indica respecto a los nuevos paradigmas del evento.
El AFW, de la mano de su main sponsor Pantene, traerá nuevamente toda una serie de actividades que se realizarán en distintos escenarios, desde el 19 al 29 de septiembre. Con desfiles exclusivos y abiertos al público, el evento mostrará lo mejor de la moda nacional. Las actividades incluyen además de los clásicos desfiles, charlas y exposiciones varias.