El domingo, la banda MFBTY ofreció un concierto en el Teatro Guaraní.
¿Cómo fue su primera vez en Paraguay?
Texto: Micaela Cattáneo
@micaelactt
My fans are better than yours (mis fans son mejores que los tuyos)”, esta frase forma las siglas de MFBTY, la banda de hip hop coreano que se presentó por primera vez en Paraguay, en el Teatro Guaraní, durante la tarde de este domingo. El grupo, que está compuesto por Tiger JK, Yoon Mi-rae y Bizzy, aclaró - frente a un público que proyectó euforia desde el minuto cero -, lo que para ellos no es obvio: “no hacemos k-pop”.
MFBTY hace hip hop desde 2013, año en que lanzaron su primer proyecto Sweet Dream, una canción que además de rap, propone música electrónica para bailar. En vivo, la intención se cumplió y los que pagaron una entrada para escucharlos, se levantaron de sus asientos y agitaron los brazos de un lado a otro, acompañando el flow del estilo.
En el escenario, Bizzy vestía un estilo rocker, ya que está casi en un 90% de negro; Yoon Mi – rae - la única mujer del grupo y considerada una de las mejores raperas de Corea - estaba superurbana y lucía una campera grande amarilla y dos rodetes altos, y Tiger Jk, su esposo, no se quedó atrás: tenía puesto un look entre hippie y texano, ya que llevaba una camisa colorida y un sombrero. El estilismo presencial de los integrantes distaba de lo que prevalece casi siempre en sus videoclips: una línea estética en blanco y negro.
Tiger JK es un ícono dentro del rap, ya que también forma parte – junto al Dj Shine – del legendario grupo de hip hop coreano, Drunken Tiger. Su alcance fue tal que RM, el líder de BTS – la banda de k-pop más popular en la actualidad -, lo menciona como una influencia en su música. El año pasado hicieron una colaboración juntos, Timeless.
A simple vista, la música de MFBTY representa movimiento, velocidad y diversidad. Su show no se nutrió de coreografías, pero sí de un ida y vuelta de frases cortas con su público. “Say you”, decía Bizzy. Y la gente respondía: “you”, cada vez que lo pedía. El hip hop de esta banda no se concentró sólo en el escenario, sino también en las butacas.
Hubo dos momentos especiales durante el concierto. El primero, cuando cantaron Angel, una de las canciones más esperadas. Todo el auditorio levantó carteles que decían “MFBTY: one love”. Asimismo, cuando Yoon Mi-rae contó el porqué de la canción que iba a sonar a continuación: “Soy hija de madre coreana y padre afrodescendiente. Como mestiza sufrí de discriminación. Sentía que no pertenecía a ninguna parte. Pero pude superar esos momentos duros gracias a la música, porque es el idioma universal”, explicó antes de cantar Black Happiness.
La banda MFBTY pisó por primera vez suelo guaraní y su público estuvo a la altura del show que brindaron. Casi al final, Tiger JK redobló la puesta y salió a recorrer los pasillos del teatro, animando a los presentes a corear más y más fuerte. Después de ver esta dinámica, es más fácil comprender a quiénes deben el nombre de la banda.