La tranquilidad define al estilo oriental. Lo importante es conservar una línea de paz y armonía en los colores, los muebles y los complementos escogidos. En esta nota te brindamos claves esenciales que te van a servir para lograr un resultado perfecto.
Texto: Nora Vega
Una casa decorada con elementos de influencia oriental crea un ambiente de paz que recuerda mucho al estilo zen, el cual a su vez está inspirado en la filosofía oriental, se basa en el estilo minimalista y tiene como objetivo alcanzar la simplicidad.
El estilo oriental puede estar presente en varios ambientes y si te gusta lo exótico esta es la tendencia ideal para aplicar a tu hogar. La mezcla de culturas diferentes y los contrastes entre elementos tradicionales y contemporáneos dejará con la boca abierta a todos.
Los colores cálidos y suaves son los más aconsejables a la hora de elegir las tonalidades que servirán para decorar las diferentes estancias del hogar. Si queremos obtener la esencia de lo oriental de un modo sutil, el protagonista debe ser el blanco, porque uno de los puntos básico que este estilo persigue es la pureza ante todo.
El beige suele ser un buen complemento y es muy común encontrar muebles de madera en colores suaves, como los muebles de madera de pino, madera de tatami, las mesas bajas y los marcos de las puertas corredizas. Este estilo busca en todo momento conseguir espacios tranquilos para relajarse y descansar.
Una de las claves que te van a ayudar a crear el ambiente ideal es la iluminación. Esto es muy significativo en el estilo oriental. Las velas son elementos que no pueden faltar. Prepondera la luz cálida e indirecta, que trasmite intimidad, alivio y sensualidad.
Otro detalle interesante a tener en cuenta es que la confrontación de aspectos opuestos de la vida, como el ying y el yang, forman la esencia de esta corriente. Y para que los complementos decorativos como jarrones, cuadros o esculturas se conviertan en el punto focal de la estancia, se debe añadir un toque de color más vivo, como el rojo o el verde.
Seis claves del estilo oriental
1 En la sala: Los bonsáis son generalmente protagonistas de este y otros ambientes. Las pequeñas estatuas para decorar y velas también. El gris suave, los tonos crudos y los tostados van a servir como fondo para otros contrastes de color más audaces. Las mesas bajas y sobrias son un elemento de estilo japonés perfecto para colocar en este lugar.
2 En la cocina: Este espacio de la casa debe ser ordenado, organizado y sencillo. La luminosidad se obtiene mediante el blanco. Los complementos pueden ser en rojo, un color que representa a esta corriente. Cerámica, madera y piedra siempre deben estar presentes. Las líneas simples deben armonizar con la pureza de los colores. Lo ideal es sacarle el máximo partido a los detalles.
3 En el dormitorio: Si amás este estilo, empezá a pensar en cambiar tu cama; ésta debería ser baja, al ras del piso, algo muy característico de lo oriental. Los tiradores y los pequeños detalles suelen ser de color dorado. La seda triunfará aquí, sin lugar a dudas. Y acordate que la serenidad tiene que encabezar la idea de cualquier propuesta que quieras aplicar en esta estancia.
4 En el bañoEl bambú es una planta imprescindible. Cuando elegís el revestimiento para las paredes y suelo, que sean de piedra. Y ¿qué mejor que una bañera para una mayor relajación? No te olvides de prender unas velas aromáticas y tener a mano aceites esenciales. Será la mejor manera de terminar el día.
5 En la entrada de la casa: El jardín debe ser uno de los espacios más cuidados. La inspiración en la naturaleza está muy presente en la decoración japonesa. El agua juega un papel muy transcendental. Esculturas o figuras que representen personajes tradicionales, como los samuráis y geishas, también son una opción válida. Una puerta roja no fallará nunca.
6 Solo un rincón: Si no querés decorar toda tu casa con esta tendencia podés optar por un espacio en donde puedas terminar el día tomando un té, aliviándote de las tensiones del día tal vez leyendo un libro o escuchando música. La idea principal de este lugar es disfrutar de la tranquilidad que te puede brindar un espacio decorado al estilo oriental.