Son ricos en proteínas y otros nutrientes, y además, muy sabrosos. Como parte del desayuno, el brunch, o incluso la cena, un plato de huevos siempre es una buena opción.
Huevos marroquíes
Ingredientes
400 g de tomates
4 huevos
4 dientes de ajo
Cebollita de verdeo
Aceite de oliva
Comino
Cilantro
Miel
Sal y pimienta
Preparación
En una sartén de tamaño mediano, verter dos cucharadas de aceite de oliva y calentar a fuego medio. Cuando esté caliente, agregar las cebollitas de verdeo finamente picadas. Esperar a que se ablanden y luego agregar cuatro dientes de ajo picados bien finos o rallados y una cucharadita y media de comino.
A continuación, agregar los tomates sin piel picados en cubos. (Un truco para pelar los tomates fácilmente es hervir agua en una cacerola y colocar los tomates unos minutos hasta que la piel se afloje. Luego los pelarlos con un cuchillo.
Una vez que se hayan agregado los tomates picados y se hayan incorporado los demás ingredientes, añadir sal y pimienta a gusto y media ucharadita de miel. Mezclar todos los ingredientes y cocinar durante 15 minutos.
Cuando la salsa esté bastante espesa, romper los huevos y colocarlos uno a cada lado de la sartén moviendo las claras con un tenedor para que cubran la salsa. Luego continuar cocinando unos minutos más con la sartén tapada hasta que los huevos se cocinen bien.
Por último, apagar el fuego, espolvorear con cilantro picado y servir con pan de campo tostado o pan de ajo.
Huevos pochados a la florentina
Ingredientes
8 huevos
1/4 de salsa bechamel
50 g de aceite o manteca
200 g de espinacas
50 g de queso rallado
Preparación
Calentar en una olla, agua con sal y un chorro de vinagre.
Cuando el agua está bien caliente, sin que llegue a hervir, romper el huevo e introducirlo dentro del agua. Si el huevo es fresco, se verá como la clara envuelve poco a poco a la yema, volviendo a formar el huevo, esta vez sin cáscara.
Cuando la clara esté cuajada (no tardará más de uno o dos minutos) sacar el huevo de la olla y ponerlo en un recipiente con agua fría y unos cubitos de hielo para cortar la cocción. Pasados unos segundos, sacarlo del agua y dejarlo escurrir sobre papel absorbente.
Hervir las espinacas y escurrirlas hasta que no quede nada de agua. Saltearlas con aceite o manteca, salpimentar y colocarlas sobre una fuente de horno. Disponer con cuidado los huevos sobre las espinacas, cubrirlos con salsa bechamel y queso rallado. Llevar al horno y gratinar. Se puede acompañar con un puré de papa cremoso.
Huevos revueltos
Ingredientes
5 huevos
5 cucharadas de leche entera
1/2 cucharada de manteca
sal
Preparación
En un recipiente, mezclar la leche y los huevos y batir con un tenedor.
Derretir la mantequilla en una sartén a fuego medio-bajo.
Agregar un poco de sal a la mezcla de huevos y ponerla sobre la sartén.
Cuando se empiece a cocer el huevo, subir la temperatura a alta.
Con una espátula o cuchara de madera revolver los huevos de forma envolvente.
Cuando ya casi no quede líquido, apagar el fuego y servir los huevos, acompañados de unas tostadas.