En septiembre, el Pantene Asunción Fashion Week (AFW) volvió a conglomerar marcas y diseñadores locales e internacionales para mostrar lo mejor de la temporada primavera-verano 2020. Te traemos un resumen de lo que se vivió por dentro.
Fotografía: Gentileza AFW
La antesala de la moda
Con una vista al atardecer desde el rooftop del edificio Ancora, se dio paso a una nueva edición del AFW. Bajo el lema Golden Summer, diseñadores, modelos y marcas compartieron una cita en la que se dio a conocer todos los pormenores del evento.
Paolo Defelippe y Gaby Tomé, curadores del evento, destacaron el costado positivo de que más marcas locales de autor se sumen a la grilla, además de la necesidad de generar más espacios para que diseñadores emergentes, aspiren a colarse dentro del circuito comercial.
Profusión de ideas
El ciclo de charlas Fashion Talks ya lleva varias temporadas reuniendo a los principales expositores del medio para hablar sobre las diferentes aristas del rubro creativo y textil de la moda local.
Este año, el conversatorio arrancó con el proyecto La Chaca. Al respecto, la diseñadora Julia Hermosa y la periodista Ceci Rojas comentaron todo lo que implicó trabajar con mujeres del barrio La Chacarita, para brindarles un ingreso económico. En palabras de Hermosa, la moda debe tener un compromiso con la sociedad y el medio ambiente. “Nuestra colección representa a La Chacarita, de una manera sustentable, atendiendo tanto la realidad de estas mujeres y lo que ocurre en nuestro entorno”, señaló.
José Zaldívar y Jean Baptiste fueron los encargados de dar cátedra sobre el mercado de lujo. ¿Cuál es la manera estratégica de crear una marca? “Creemos que el mercado local necesita abrirse camino a la proyección internacional. Paraguay es un país que se caracteriza por su importación, por lo que es necesario comenzar a proyectar hacia el exterior”, comentó José Zaldívar.
Otra de los exponentes fue Iciar Bravo, que habló sobre la sostenibilidad de una marca a través de su experiencia trabajando para Stella McCartney. Cenia Harder, dio el toque técnico sobre lo último en tendencia de hairstyle y Matías Irala —estilista del staff de la revista— dio una charla sobre los límites entre la apropiación cultural e ideológica en el terreno de la moda.
Identidad paraguaya
Con la imponente explanada del World Trade Center como escenario y bajo el concepto “Paraguayo como vos”, el AFW presentó —de la mano de la Unión Industrial Paraguaya (UIP)— a varias marcas del rubro local.
Este segmento busca posicionar el mercado local de una manera puntual, ya que destaca que el contrabando sigue siendo un factor determinante para que las pequeñas empresas terminen por disociar su interés del rubro. “El principal problema para los emprendedores son las trabas municipales y las multas, a veces sin ningún sentido. A eso sumar el contrabando, que sigue siendo un gran déficit para posicionar el mercado de autor”, destacó Lourdes Caballero, de la UIP.
El impulso de la campaña busca lograr una alianza entre el sector público y privado, precios razonables y un mayor destaque a las marcas locales del país. Del desfile participaron Hering, Artemera, La Chaca, Holy Shirt, entre otros.
La pasarela principal
El Sheraton Asunción Hotel fue el escenario escogido para la pasarela blanca del AFW. En el primer día de desfile en la pasarela principal, el diseñador emergente Andrés Baez presentó una colección inspirada en Leigh Bowery, icono de los 80, conocido por su transgresión a la hora de vestir.
“Esta colección es una exploración de las diferentes facetas del cuerpo, a través de volúmenes, capas y plumas que buscan revisionar el estilo característico de Bowery. A su vez es una invitación a romper con los paradigmas entorno al concepto de lo femenino y masculino, ver la ropa como un hecho más integral que finalmente cumple una sola función: adornar el cuerpo”, destacó el joven diseñador.
El Bazar Creativo de Moda, mostró lo mejor de su conglomerado de marcas. Prendas atractivas, listas para trasladarlas al día a día destacaron dentro del desfile.
El siguiente desfile, bautizado como “Fusión”, mostró el proyecto co-creado entre diseñadores locales y la misión técnica de Taiwán. Tomando inspiración tanto de elementos del país oriental como de nuestro país, mostraron un mix de tejidos coloridos, patrones y prendas innovadoras hechas con artesanos del país.
La marca Vizzano, destacó por su apoyo a los diseñadores emergentes, presentando una simbiosis entre sus calzados y las propuestas de los jóvenes creativos. Bajo la curaduría de la diseñadora María Sonia, se destacó el trabajo de siete diseñadores que buscan innovar el terreno de la moda local.
Mix de tejidos
Kimeika fue la encargada de abrir el segundo día en la pasarela principal. Calzados de cuero y tachas, bajo un diseño distendido pensado tanto para el día como para la noche, caracterizaron la propuesta.
Ddiane dio continuidad al evento, destacando una colección hecha con tejidos locales y un mix de bolsos artesanales para las amantes de las tendencias resort, que buscan prendas cómodas y atractivas para la temporada estival.
Viudo Accesorios, del creativo Cesar Giménez presentó una colección ready to wear y sus característicos accesorios de la mano Barrios Calzados. La pasarela destacó por la flexibilidad de sus prendas en paletas monocromáticas y los innovadores detalles que adornaron el cuello y las manos de los modelos.
Lara Cristaldo, de la mano de Epson, dio el broche de oro a la noche del segundo día del Main Runway, con una colección de estampados, volados y vestidos acampanados bajo el concepto “Latina”, en la que estacó su característica inclinación por prendas atemporales para nuestro caluroso clima.
Otras actividades
Fabian Da Silva presentó “Feelings”, una colección que fusiona azulejos, agua y geometría. Los tonos celestes y azules fueron el punto de partida para presentar las clásicas tipologías de los diseños de Fauvé Gaubbé.
Otras actividades de convocatoria exclusiva fueron las del diseñador Carlos Burró, la de Ilse Jara —que mostró un adelanto de su colección “Adivina”— y la muestra de Javier Duré sobre sus 20 años en el rubro de la moda.